fbpx

Todo lo que debes saber

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Vida Sana Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Vida Sana Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
BENEFICIOS
Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Adiós a los altos y bajos de la tercera edad

En el mes del adulto mayor la Clinica Cath especializada en cuidado de esta etapa de la vida, entrega recomendaciones para aquellos que se inician en este camino.

Llevar los cambios de la tercera edad con actividad física, con más lectura, realizando ejercicios para reactivar los procesos de nuestro cerebro, prevenir enfermedades y tener una dieta equilibrada, son algunas de las acciones que se pueden realizar para tener una positiva calidad de vida.

Chile es un país que se ha demostrado está envejeciendo. Las últimas cifras del Censo abreviado de 2017, la población de adultos mayores llegó a las 2 millones 800 mil personas, lo que corresponde a un 16,2% del total de la población. A esto se suma que hay más de 4.770 personas de 100 años.

En este contexto y tal como explica Carolina Saravia, Enfermera Jefe de Clínica Cath,  la clave es llevar “una vida activa” y esto especialmente se relaciona con el autocuidado, porque la actividad física ayuda a fortalecer la masa muscular y el sistema cardiovascular ante la disminución de la funcionalidad. “Es importante retrasar este proceso y así se mejorará la calidad de vida”.

Algunos de los consejos que entrega Clínica Cath destacan el caminar a paso lento, con zapatos adecuados, por superficies que no sean muy exigentes y en condiciones climáticas aptas. En casa, buenos ejercicios son sentarse y pararse de una silla, subir o bajar un escalón y usar una bicicleta estática a una velocidad lenta.

Al realizar ejercicio y comer saludable se evitan enfermedades como Diabetes e Hipertensión. “Según la última Encuesta Nacional de Salud en Chile el 12, 3% de la población sufre de diabetes. Y en los adultos mayores esta cifra se incrementó en 5 puntos, pasando de 25,7 a 30, 6% respecto al año pasado”, razones suficientes para adoptar medidas preventivas al respecto.

Otra de las claves es tener una alimentación saludable. Esto significa tener una dieta “en base a proteínas, verduras, frutas y muy poco carbohidrato”, ya que la obesidad en adultos mayores en Chile es de un 34.5%.

Y como cada una de estas acciones va teniendo incidencia en la vida de las personas e impacto en otra parte de esta cadena de autocuidados, se debe sumar también una serie de rutinas que ayudan a “mantener en forma” la actividad cerebral, señala  Carolina Saravia.

Hay que contemplar en el día a día actividades lúdicas, es decir, que además de realizar actividad que son del gusto del adulto mayor, la persona complete crucigramas, aproveche el tiempo de leer aquellos libros que estaban pendientes, escuchar música. También se recomiendan los juegos de mesa y el ejercicio físico.

Además. Carolina pone hincapié en la importancia de asistir periódicamente a controles de salud, pues permite mantener bajo observación las enfermedades existentes y adelantarse a posibles crisis. “La persona que tiene sus enfermedades estables y bien tratadas irá menos al médico que aquella que, quizás por no molestar a los que están a su cuidado, espera a tener una crisis para pedir ayuda”, finaliza Saravia.

Beneficios Relacionados