Todo lo que debes saber

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Panoramas Club

Panoramas Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
BENEFICIOS
Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
  • ***10% de descuento para socios del club en la compra de composteras por el mes de junio.

Gestión de residuos en crisis: oportunidad para cambiar hábitos

La mayor elaboración de comidas caseras, debido a la cuarentena, se ha traducido en que se está desechando también una mayor cantidad de basura orgánica y a que se están consumiendo menos productos con envases plásticos.

Como una oportunidad para iniciarse en el camino de la sostenibilidad y cuidado del medioambiente califica Lina Razeto, gerenta de Geociclos, empresa dedicada a la gestión de residuos, el hecho de que pasemos más tiempo en casa en el contexto de la cuarentena. En promedio, la población está desechando casi el 60% o más de basura orgánica (antes era casi un 50%) debido a que “se está elaborando más comida casera, se está consumiendo menos productos envasados en plástico y más frutas y verduras. Esto es muy positivo, ya que se está produciendo un cambio cultural”, dice.

Agrega que hay una serie de recomendaciones que las familias podrían desde ya incorporar en sus rutinas. Por ejemplo, “proponemos que las personas acopien en espacios reducidos material reciclable como cartón, papel, los rollitos (de cartón) del papel higiénico, bandejas de huevos o también hojas hasta que pase el período de la pandemia, para luego llevarlos a los Puntos Limpios más cercanos”, explica.

Así también, la ejecutiva de Geociclos sugiere que se aproveche este momento para dejar de comprar productos con envases plásticos y consumir productos a granel; o para evitar el sobreembalaje (frutas o verduras en sobres plásticos). “Actualmente existen alternativas en el comercio para comprar productos que solo necesitan un frasco de vidrio, que es de uso infinito para guardar”, señala.

Pero el mayor desafío, a su juicio y considerando el aumento de la basura orgánica, es entender que “si nosotros tenemos una compostera en una terraza o un patio, podemos lograr dos cosas: reducir a la mitad lo que enviamos a los camiones recolectores y generar nosotros mismos abono para las plantas. Este proceso puede durar dos o cuatro meses, dependiendo del tamaño del recipiente”.

En este contexto, existen dos tipos de equipamientos: composteras y vermicomposteras, que usan lombrices para eliminación de residuos orgánicos. Lo importante es el espacio que se dispone para uno u otro sistema y el tener confianza en que disminuirá la basura hasta en un 50%. “Ahí van restos de frutas, verduras, cáscaras de huevos, té, café. Es algo perdurable en el tiempo y la basura ni siquiera alcanza a salir de casa”, dice.

Pero esto no es todo, porque esta transformación de hábitos de consumo también se puede traducir en la creación de elementos como un huerto casero de hierbas medicinales, lechugas, acelgas, perejil y menta, entre otras plantas. “Este cambio que se está produciendo nos debe ayudar a reflexionar sobre los hábitos que tenemos y que nosotros mismos en familia podemos hacer transformaciones que parecen pequeñas, pero que son muy importantes para el cuidado del medioambiente y la sustentabilidad”, concluye.

Web: www.geociclos.cl/
Instagram: @geociclos

 

 

 

Beneficios Relacionados