Todo lo que debes saber

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Panoramas Club

Panoramas Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
BENEFICIOS
Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

La alimentación sana y las buenas decisiones

Si tenemos en cuenta que en promedio comemos tres veces al día y eso todos los días, el poder de la alimentación para cambiarnos y conformarnos es enorme, y eso definitivamente debería darnos algo en qué pensar cuando se trata de cómo podemos usar la alimentación para favorecer nuestro bienestar u optimizar nuestra capacidad cognitiva.

En el Instituto de Psicología U. Lübeck, en Alemania, la investigadora Soyoung Park demostró cómo alimentarnos vitalmente o en cambio, con alimentos ultraprocesados, puede  influenciar en nuestras decisiones. La investigadora desarrolló un experimento donde se le pide a una persona

-que tiene la libertad de aceptar o rechazar- participar en un juego que, a todas luces, no es justo para ella. Antes del juego, las personas que desayunan comida alta en grasas y azúcares tienden a aceptar una oferta injusta, en cambio las que desayunan una dieta equilibrada y saludable tienden a rechazar el juego arbitrario y luego a sentir que actuaron con justicia para consigo mismos en un juego inmerecido e infundado.

En la U. de Sydney, la profesora Margaret Morris dirige el único laboratorio en esa casa de estudios donde hacen experimentos con ratas que alimentan solo con productos ultraprocesados de  supermercados o cadenas de comida rápida (galletas, patés, papas fritas, etc.), alimentos a los que la población tiene acceso por lo barato y por su fácil aproximación. En el experimento simulan la alimentación del mundo occidental con los ratones. La primera consecuencia de esta alimentación es que la rata come porciones el doble de grandes y parece nunca estar satisfecha, además de mostrar un daño en la memoria espacial, y cambios en el hipocampo del cerebro responsable del aprendizaje y la consolidación de los recuerdos. Estudios recientes muestran que el consumo de la comida chatarra también daña el hipocampo humano. Bastan cuatro días de consumo de este tipo de comida para que nuestra función cognitiva se vea afectada.

Una alimentación abundante de este tipo también debilita el sistema inmunitario. Incluso está abierta la pregunta de si se podría bajar la tasas de criminalidad con una alimentación nutritiva y balanceada en la población penal.

¿Qué conclusión podríamos tomar en relación a todas estas investigaciones científicas? Una de ellas es la importancia irrefutable de lo valioso que es comer VITAL y SANO. Las comidas ultraprocesadas, altas en grasas y azúcares, nos adormecen y llevan a una actitud poco activa con nuestro entorno y, sobre todo, grafican la influencia de la alimentación en los pueblos: una población bien alimentada tendrá habitantes despiertos, con memoria y activos intelectualmente.

No nos dejemos adormecer. Somos responsables de nosotros y de las futuras generaciones, nuestros niños y niñas.

Esperemos que después de saber más -pues ya no lo decimos las personas amantes de la buena alimentación, sino que lo está diciendo la academia- estemos dispuestos al cambio. Es imprescindible.

 

Aquí les dejo mis datos de dónde pueden abastecerse con sentido:

* @mercadosaludable: +569 82494186, Viña del Mar, con delivery y envíos, productos orgánicos, sin gluten, y veganos de origen nacional.

* @tienda_fusión: +569 52162488, con delivery y envío de productos orgánicos, harinas, chocolates y aceites, entre otras cosas saludables.

* Emporio Santa Elena (emporiosantaelena@gmail.com), con sus pastas, quesos y encurtidos de primer nivel. Se puede pedir el listado de productos.

* @lahacienditaolmue (www.lahaciendita.cl), donde hacen delivery en la región, y donde compro buenas frutas y verduras que ocupo en mis preparaciones.

 

Beneficios Relacionados