Todo lo que debes saber

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Panoramas Club

Panoramas Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
BENEFICIOS
Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
  • 20% Descuento de la Carta. ***No acumulable en otras promociones.

Mar de Amores: el primer restaurante de mariscos vivos de Valparaíso

Mostrar al comensal que puede “comer sano, rico y sabroso” es el objetivo que se ha puesto Caco Mesa, socio principal del restaurante Mar de Amores, que hace poco más de dos años ha estado desarrollando una propuesta gourmet en el Cerro Alegre de Valparaíso, donde su principal  motivación es otorgar una oportunidad a los visitantes y habitantes de la ciudad patrimonial de probar -desde el océano a la mesa- mariscos vivos especialmente cuidados en estanques de recirculación de agua de mar.

Es una apuesta atrevida, ya que los mariscos que aquí se ofrecen están en un nivel sanitario de primer nivel. Las ostras chilenas y japonesas de mar de Amores, por ejemplo, tienen su origen en Chiloé; los ostiones son de Tongoy, las machas de San Pedro y los choritos de Calbuco. Se trabaja con pequeños acuicultores bajo el concepto de comercio justo, pero lo más importante es que los estanques de recirculación de agua están en el mismo restaurante.

“Para nosotros aquí hay un tema sanitario importante. Nosotros aseguramos que la calidad del producto sea óptima, ya que seguimos la ruta del producto y claramente un mariscal con productos ultra frescos es mucho mejor que uno de productos congelados. Se nota la diferencia y en eso nosotros no escatimamos. Además un producto vivo es más nutritivo que uno congelado”, dice Caco Mesa.

LOCALES Y NIPONAS

Pero sin duda los mariscos que están marcando la atención de los comensales son las ostras chilenas y japonesas. “Las primeras se cultivan en un centro de pequeña escala en Ancud y tienen un sabor más fuerte, más metálico, y demoran hasta tres años en crecer; y las ostras japonesas poco a poco han ido ganando un espacio en el mercado local, ya que hay comensales que las prefieren por su sabor cremoso, más suave. Se cultivan en el norte de Chile y su período de producción no supera los dos años”.

Las diferencias entre ambas pasan más bien por la intensidad del sabor. La ostra nipona es más universal. Se cultiva en Brasil, Canadá, Nicaragua y en muchas otras partes porque tiene un crecimiento más rápido. “Cuando la gente no come mucho marisco y le gustan los sabores suaves se recomienda comer ostras japonesas”, diceMesa.

Aquí lo importante es rescatar el consumo de mariscos. En Mar de Amores hay tablas para degustación con diferentes productos y, desde el punto de vista de quien lidera el proyecto, tiene todas las condiciones para seguir desarrollando el mercado de las ostras: “De a poco se está abriendo en Chile un mercado del marisco, ya que los asiáticos, por ejemplo, son grandes consumidores de algunos de nuestros productos marinos”.

“Esto es más que una moda”, dice Caco Mesa, “así como exportamos salmón, por ejemplo, o choritos a China, tenemos aquí mismo cultivo de ostras, porque somos productores de productos de mar, pero hay que perder el miedo a comer ostras, porque no es un producto inaccesible”.

La Invitación es a consumirlas en Mar de Amores ya que en Chile uno de los productos que no se exporta es la ostra. Por lo tanto tenemos aquí un producto especialmente para nuestro consumo y como los pequeños productores se están diversificando están incorporando otras especies en su cultivo (japonesa). “En Chile se consume 2 millones de ostras  y hay 10 millones de ostras que están a nuestra disposición”, afirma.

Beneficios Relacionados