fbpx

Todo lo que debes saber

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Gastronomía Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Gastronomía Club

Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso
BENEFICIOS
Club de Lectores >> El Mercurio de Valparaíso

Vinos y espumantes para lo que viene

Se nos viene el 2020, deseando que sea un año donde la reconciliación y las buenas energías estén presentes. Se vienen las celebraciones de Navidad y recibimiento del Nuevo Año, acontecimientos que por lo general celebramos con un buen espumante. Para eso tenemos una gran variedad y de gran calidad a base de cepas tradicionales y otras que han ido aumentando las ofertas. ¿Y después qué? Los invito a atreverse este verano y que sorprendan a sus amigos preparando refrescantes cócteles a base de vino para disfrutar las tardes estivales, auténticas creaciones que muestran las variedades e interesantes posibilidades en coctelería de las diferentes gamas de texturas y sabores. Combinaciones naturales de ingredientes que nos descubren la versatilidad del vino en recetas de cócteles deliciosas e irresistibles.

Cóctel Mimosa

Entre las diferentes bebidas para compartir un brunch, los cócteles son los preferidos, al ofrecer sabores y mezclas refrescantes. El cóctel Mimosa es uno de los preferidos, básicamente porque es muy fácil de preparar: mezcla una parte de espumante, una parte de zumo natural de naranja y goma.

Primero se llena parte de un vaso largo o una copa flauta, previamente enfriados, con un espumante bien frío y después se añade la mitad del zumo de naranja, Para decorar adornaremos la copa con una rodaja de naranja o una guinda en el fondo de la copa. Este cóctel debe servirse muy frío. Otra manera de decorarlo es escarchando el borde de la copa con zumo de naranja y azúcar. Siempre a gusto del consumidor, podemos añadir menos o más espumante, o en su efecto reforzarlo con unos 15 cc de Triple Sec o Cointreau, en función de si queremos menos o más alcohol. Al llevar espumante y naranja se dice que es afrodisíaco, de manera que se puede preparar para una velada especial o tras una cena romántica.

Sangría

También quiero ofrecerles una Sangría a base de espumante, para lo que necesitaríamos una botella de espumoso (si prefiere que la sangría no quede dulce es mejor el Brut), 1/2 litro de jugo de naranja natural, 1/2 litro de Sprite, 7Up u otra gaseosa con sabor a limón, 60 cc de Late Harvest blanco, frutas (preferible utilizar naranja, durazno, manzana y pera, pero si quiere darle un toque de color puede agregarle frutillas, moras o cualquier otra fruta ), 2 ramas de canela y unas 6 u 8 hojas de yerbabuena.

Comenzamos por pelar y cortar las frutas y las colocamos en el recipiente de preparación, que puede ser una jarra o una ponchera de vidrio. Le adicionamos el Late Harvest y el zumo de naranja. Añadimos las ramas de canela y removemos. Esta mezcla la podemos hacer anticipadamente y dejarla reposar en la nevera. En el momento de servir la Sangría comenzamos a agregar el espumante despacio, tomando mucho cuidado en que no haga demasiada espuma y no pierda el gas. Para terminar se añade la gaseosa con limón, la yerbabuena y unos cubitos de hielo. ¡Y a brindar se ha dicho!

Esta es la receta original ,pero puede darle alas a su imaginación y hacerle todas las variaciones que dicte la misma.

Margarita Rococó

Por último, un trago refrescante para esas tardes estivales junto a una buena compañía. Se trata del Margarita Rococó, que se sirve -precisamente- en una copa Margarita. Es una mezcla suave y que en términos generales es una modificación del Cóctel

Margarita tradicional

Para esto necesitamos tres partes de un vino rosé (en el mercado chileno existen varios), de una parte de pisco bidestilado 40º o de un tequila, ½ parte de licor triple sec y jarabe de goma. En la copa Margarita, previamente fría, se humedece el borde con una rodaja de naranja y se unta con azúcar flor. Se colocan unos 3 a 4 cc de jarabe de goma con 5 cc de jugo de naranja; se llena el vaso con hielo picado, se vierte el vino rosé, el pisco o el tequila y el triple sec. Se agita suavemente con un mezclador.

A los puristas les digo que en este mundo de cambios es importante experimentar en el mundo de la coctelería con el vino. Dejémonos llevar por la inspiración y aprendamos entonces a disfrutar de este bebestible en otras formas.

Me despido con la primera estrofa del poema “Brindis”, de José Angel Buesa, poeta cubano: “He aquí dos rosas frescas, mojadas de rocío: / una blanca, otra roja, como tu amor y el mío./ Y he aquí que, lentamente, las dos rosas deshojo:/ la roja, en vino blanco; la blanca, en vino rojo.

¡Salud!

Beneficios Relacionados